El semáforo marítimo de la Atalaya cumple 123 años

Home/Noticias/El semáforo marítimo de la Atalaya cumple 123 años
  • Promueven la declaración BIC del semáforo marítimo de Igueste

El semáforo marítimo de la Atalaya cumple 123 años

El pueblo de Igueste de San Andrés celebra este fin de semana los 123 años del antiguo semáforo marítimo de la Atalaya, una instalación que se construyó en el año 1893 y que dejó de funcionar a mediados de los años 60 del siglo XX.

Los actos, organizados por la Asociación de Vecinos Haineto Príncipe de Anaga, la Asociación de Mayores de San Pedro de Igueste y el grupo que promueve la declaración BIC del edificio, comenzarán el sábado 1 de diciembre con una exposición de fotografías, maquetas y objetos relacionados con el semáforo. La función de esta infraestructura era suministrar información de los buques avistados desde el edificio, tanto a la Comandancia de Marina de Santa Cruz, mediante el Código Internacional de Señales Náuticas, como a los diversos estamentos interesados en dicha información.

Además de la exposición, en el Centro Cultural de la Asociación de Vecinos se celebrarán actividades infantiles, una charla didáctica sobre la historia de la instalación y una conferencia a cargo de María del Carmen León Rodríguez.

Por otra parte, el domingo 2 de diciembre tendrá lugar una caminata que saldrá a las 15:30 horas de la plaza de San Pedro de Igueste hasta el punto de la montaña en el que está ubicado el semáforo marítimo. La Organización tiene previsto encender unas bengalas desde la explanada que serán visibles desde la capital.

Paralelamente, Pablo Dodero Martínez, comandante naval de Santa Cruz, transmitirá desde la comandancia un mensaje en morse por medios ópticos como contestación a estas señales. Y mientras esto tiene lugar, el Real Club Náutico de Tenerife hará presencia vía marítima con las embarcaciones de algunos patrones.

En la actualidad, el edificio y las instalaciones, propiedad de la Dirección General de Patrimonio del Estado están abandonadas y presentan un importante estado de deterioro. Por eso, estas actividades son otra forma de llamar la atención de las instituciones, como complemento de la iniciativa ciudadana que se presentó ante el Cabildo el pasado mes de abril y que solicita declarar Bien de Interés Cultural (BIC) el semáforo, así como su rehabilitación, para asegurar su conservación y contribuir al desarrollo cultural y económico de Anaga.